GARANTÍAS DE TRABAJOS DE REFORMAS

reformas en viviendas

Es una cuestión que nos plantean con cierta frecuencia y a la que ciertamente no es sencillo dar respuesta. Realizar obras de reforma en una vivienda no es lo mismo que cambiar la televisión o cualquier otro electrodoméstico. En este tipo de obras hay que tener en cuenta las condiciones iniciales de la vivienda que van a ser modificadas y, en caso de que se produzca cualquier tipo de incidencia a posterior, la constatación de si ha sido necesariamente provocada por la reforma realizada o no.

En cualquier caso, tanto la Ley para la Defensa de los Consumidores y Usuarios 1/2007 como la LOE (Ley de Ordenación de la Edificación 38/1999) y el Código Civil, detallan las garantías que son observadas al reformar una vivienda:

  • Ley Defensa Consumidores y Usuarios: En la prestación de servicios, señala 6 meses de plazo máximo para la reclamación de un vicio oculto.
  • LOE: En caso de llevarse a cabo cambios sustanciales en la construcción inicial, una reforma de la estructura o una obra de nueva planta, se respetarán los mismos plazos que si fuera una nueva edificación:
    • 1 año: para los defectos detectados en terminaciones y acabados como pintura, alicatado o revestimiento de la vivienda.
    • 3 años: para los defectos que impidan o dificulten la habitabilidad de dicha vivienda (humedades y falta de aislamiento acústico o térmico)
    • 10 años: para aquellos otros defectos que afecten a la estructura del edificio comprometiendo su estabilidad.

Para poder exigir la responsabilidad de los agentes de la construcción implicados, se dispone de un plazo máximo de 2 años desde que se descubra el vicio o defecto constructivo.

  • Código Civil: En caso de que la reforma no haya cumplido las especificaciones del proyecto o exista incumplimiento contractual, el plazo establecido para poder reclamar es de 5 por no haber cumplido el contrato.

Como es lógico, si se quiere hacer una reclamación, será absolutamente necesario disponer de una factura que justifique el trabajo realizado. Sin este justificante no se podrá reclamar en ningún caso. En la factura deben aparecer los siguientes datos:

  • Fecha de factura
  • El nombre de la empresa o autónomo, su sede social y su CIF o NIF, respectivamente.
  • Descripción de la reforma realizada al detalle. Mientras más especificaciones se detallen, más garantías se tendrán sobre la obra realizada.
  • El importe neto y el IGIC  por separado
  • Firma y sello de la empresa o el autónomo.
  • Plazo de garantía de la obra, ya sea en la misma factura o en el presupuesto presentado. De no ser así, se aplicarán los plazos estipulados por ley.

Un puente de unión es un producto que mejora la adherencia

Un puente de unión es un producto que mejora la adherencia de morteros, yesos o escayolas a soportes que, bien por su baja porosidad o bien por el paso del tiempo, no tienen una correcta capacidad de adhesión. Su uso está pensado como imprimación o capa de adherencia entre hormigón liso o superficies de poca absorción superficial, como placas cerámicas o granito, y los morteros, yesos o escayolas que se apliquen sobre los mismos. Si quieres saber más, te contamos en profundidad qué es y para qué sirve un puente de unión.
3.jpg
¿Qué es y para qué sirve un puente de unión?
Este producto puede ser aplicado tanto en superficies verticales como horizontales. Estas deberán estar sanas, libres de polvo, de grasas y de cualquier elemento débilmente adherido a estas. Se desaconseja totalmente la aplicación de esta clase de productos en caso de lluvia o de ambiente muy húmedo, y solo se aplicará el mortero, yeso o escayola cuando el puente de unión se haya secado completamente. Debes considerar la aplicación de un puente de unión como una inversión, ya que minimiza considerablemente los problemas que puedan surgir en el futuro, como baldosas que se caen o yeso que se desprende.
1.jpg
¿Dónde puedes usar un puente de unión?
Los trabajos en los que este producto es especialmente útil pueden ser:
  • Alisado de gotelé por medio de su cubrición
  • Revocos de mortero
  • Enlucidos de yeso o escayola
  • Alicatados

IBERCONTAK

IBERCONTAK

Puente de unión para la aplicación de revestimientos de yeso sobre soportes con media o baja capacidad de adherencia.

Imagen Producto Imprimaciones Ibercontak

Principales características

  • Adherencia sobre soportes de poca absorción como poliestireno, hormigón y pinturas bien adheridas.
  • Color rojizo que permite fácil identificación.
  • Envase de 15kg para aplicar con brocha o rodillo.
  • Consumo: 300 g/m2. Por cada envase de 15kg se impriman aproximadamente 50 m2.

Aplicación

  • Agitar antes de usar y aplicar con brocha y rodillo.
  • Ibercontak® no debe diluirse salvo aplicaciones para grandes superficies, puede aplicarse con pulverizador, diluyendo cada envase de 15kg con 3 litros de agua.
  • La aplicación de revestimiento se llevara a cabo una vez la imprimación este seca. Normalmente se prepara la superficie un dia antes de la aplicación del revestimiento de yeso.
  • Tanto la temperatura ambiente como la del soporte deberá ser siempre superior a 5ºC.
  • La conservación de Ibercontak será de 24 meses en su envase original, bien cerrado y al resguardo de heladas.

Apto para:

  • Rehabilitación o nueva construcción.

Grado de Electrificación Básico

grado de electrificación básico

El grado de electrificación de una vivienda hace referencia a la carga eléctrica que deberá soportar la instalación eléctrica de dicha vivienda. Por ejemplo, la carga eléctrica que tendrá que soportar la instalación eléctrica de un chalet de 200 m2 será mucho mayor que la que se ha de soportar en un estudio de 50 m2 (menos habitaciones, menos puntos de luz, menos enchufes, menos aparatos eléctricos, etc.).
Según el tipo de vivienda se definen 2 grados de electrificación distintos. Cada grado de electrificación identifica la potencia mínima que la instalación debe soportar a 230V, así como los circuitos independientes con los que la instalación debe contar.
Grado de electrificación básico.
Grado de electrificación elevado

mj

ññ

89

vf

 

op

mm

Interruptor General (IG).
Es un interruptor magnetotérmico encargado de proteger frente sobrecargas o cortocircuitos la instalación interior de la vivienda al completo. El Interruptor General (IG) corta la corriente de forma automática cuando se detecta un gran aumento en la intensidad de corriente circulante. El IG también permite su activación de forma manual, en caso de reparaciones, ausencias prolongadas, etc.

Interruptor diferencial (ID).
Se trata de un interruptor de protección de los usuarios de la instalación frente posibles contactos accidentales con aparatos eléctricos metálicos cargados con tensión, debido a una fuga de corriente en la instalación.

Pequeños Interruptores Automáticos (PIAs).
Los PIAs son interruptores automáticos magnetotérmicos cuya función es proteger
cada uno de los circuitos independientes de la instalación interior de la vivienda, frente
posibles fallos en la instalación:
Sobrecargas: un exceso de consumo eléctrico en una vivienda puede provocar
que la intensidad de corriente circulante se haga mayor que la intensidad de
corriente máxima que soportan los conductores del circuito independiente.
Cortocircuitos: sobreintensidades provocadas por contacto directo accidental
entre fase y neutro (debido al deterioro en los aislantes de los cables, presencia
de agua, etc.).
Un interruptor magnetotérmico ofrece una doble protección:
1) Protección térmica: lámina bimetálica que se deforma ante una sobrecarga. La deformación de la lámina actúa en el contacto del interruptor y desconecta el circuito.
2) Protección magnética: se basa en una bobina que, al ser atravesada por una corriente de cortocircuito, atrae una pieza metálica que produce la apertura de los contactos del interruptor, desconectando el circuito.
En el CGMP se instala un PIA por circuito independiente de la vivienda, que protegerá de forma individual el circuito independiente que tiene conectado.

 

 

TRASDOSADO DIRECTO

Sistema de revestimiento con placa de yeso, fijada al muro soporte con pasta de agarre o perfil omega.

 

Ventajas:
* Presencia y estabilidad del aislamiento asegurada.
* Montaje rápido y sencillo.
* Disminución del espacio ocupado en las habitaciones.
* Solución técnica que elimina los puentes térmicos habituales.

 

 

Los trasdosados directos son sistemas de revestimiento interior de muros. Están formados por placas de yeso laminado simples o transformadas, que se sujetan al soporte mediante pelladas de pasta de agarre o perfiles omega colocados a una modulación de 600 mm o 400 mm.


Los sistemas de revestimiento en seco, formados por trasdosados directos, se utilizan en obra nueva y rehabilitación para mejorar los muros existentes. Ya sea para ofrecer una terminación de calidad, para igualar revestimientos o para aumentar sus resultados acústicos y térmicos. 



 


 

 

Se elegirá el tipo de placa y la forma de sujetarla en función del estado del muro soporte y de las características técnicas de mejora solicitadas.


Presupuesto sin compromiso
email: casaactiva@casaactiva.es
Tlf. 928505840  Móvil 638341463 Salvador Lorenzo