Triturador sanitario diseñado para evacuar un inodoro

Si quieres añadir un cuarto de baño completo con ducha en el dormitorio principal o transformar un despacho en cuarto de baño, consulta nuestras soluciones de trituradores sanitarios y bombas para aguas grises. Con un aparato podrás crear un espacio nuevo donde más te haga falta y sin necesidad de tener una evacuación por gravedad cerca.

Ver catálogo  https://www.sfa.es/13-instalacion-de-un-cuarto-de-bano-completo

 

ccccdddd

bbbbbbbbbbb.jpg

ACCESIBILIDAD

 

¿Cómo diseñar baños seguros para adultos mayores?, © Eduardo Souza

Son frecuentes los relatos de accidentes en los baños, ya que habitualmente son espacios estrechos y resbaladizos. Aunque nadie es inmune a un resbalón al salir de la ducha, los adultos mayores son los que más sufren de caídas, causándoles lesiones graves, limitaciones funcionales, y otras secuelas. Al reducirse naturalmente los reflejos y la masa muscular, cuanto más aumenta nuestra edad, más propensos a caer nos volvemos.

Para proporcionar condiciones de vida más cómodas con el pasar de los años, el entorno debe adaptarse a las nuevas capacidades físicas de sus ocupantes. Diseñar baños más seguros es fundamental para reducir el riesgo de accidentes, así como el tiempo de respuesta en caso de caída. Presentamos, a continuación, algunas consideraciones para el diseño de baños para personas mayores.

Los inodoros asequibles que cumplen con los estándares de diseño universal generalmente satisfacen las demandas de las personas mayores, ya que encajan en el grupo de personas con movilidad reducida. Incluso si los adultos mayores aún tienen la capacidad de caminar, es importante considerar la ayuda de una silla de ruedas, y la posibilidad de un cuidador o enfermero, al dimensionar los espacios. Un baño bien diseñado y espacioso, accesible para sillas de ruedas, también facilita la circulación de los ancianos, evitando las caídas y las lesiones al chocar con algún elemento.

Cortesia de Bradley Corporation USA

Acceso hasta el baño

La primera preocupación debe ser el acceso al baño. Un camino despejado sin barreras y objetos sueltos, como alfombras y otros elementos, es esencial para evitar tropiezos y la interrupción del tráfico de una silla de ruedas. Durante la noche, ubicar ‘puntos de luz’ en el camino al baño, con interruptores bien ubicados, también es vital para aumentar la seguridad.

Housing for Elderly People in Huningue / Dominique Coulon & associés. Image © Eugene Pons

Puertas que faciliten la apertura

La puerta del baño debe tener una apertura fácil e intuitiva y tener al menos 90 centímetros de ancho. Las manillas de palanca son más simples que las que requieren un movimiento giratorio. Quitar las cerraduras puede facilitar el acceso si es necesario ingresar en caso de emergencia. También es conveniente que la puerta abra hacia afuera, por las mismas razones.

Piso

Residencia para Mayores en Mota del Cuervo (Cuenca) / GEED Arquitectos. Image © Alfredo Prados Covarrubias

Con el agua, el jabón y otros artículos de baño, es común que los pisos se vuelvan muy resbaladizos. Por lo tanto, es importante que el piso sea de un material antideslizante. Prácticamente todos los pisos del mercado tienen opciones antideslizantes; la cerámica, las placas cementosas, y los pisos de epoxi y de goma pueden funcionar bien para los baños. Algunos expertos sugieren pintar las paredes o el piso del baño de un color que contraste con los artículos sanitarios, para evitar la confusión de las personas con visión reducida.

Las alfombras, si no son adecuadas, también pueden ser una causa importante de accidentes. Idealmente, deben estar recubiertos de goma al tocar el piso, para entrar en fricción con la superficie y evitar su desplazamiento.

Inodoro

Debido a la reducción en el tono muscular en los ancianos, un baño más alto facilita el movimiento al sentarse y, especialmente, al levantarse. Se recomienda que los inodoros sean un poco más altos que la altura convencional (que pueden “ampliarse” sobre el inodoro existente), alcanzando aproximadamente 46 cm de altura. Por supuesto, deben quedar bien sujetos al piso o la pared.

© Eduardo Souza

Barras de apoyo

Las barras de apoyo ayudan en los momentos más críticos, como sentarse en el inodoro o al entrar en la ducha. El uso de accesorios que no son adecuados para tal carga, como el toallero, puede ser extremadamente peligroso. Las barras generalmente deben ser de aluminio o acero inoxidable y deben estar bien sujetas a la pared. Por lo general, se instalan cerca del inodoro y también de la ducha, entre 1.10 y 1.30 metros de altura. Si el baño es demasiado grande, se recomienda instalar barras de seguridad en las paredes vacías que conducen a estos dos puntos estratégicos.

Grifos

© Eduardo Souza

Al igual que en el caso de las puertas, es mejor incorporar grifos de palanca o sensores eléctricos, que son más fáciles de manejar que las piezas esféricas.

Ducha

 

© Eduardo Souza

La ducha debe tener al menos 80 centímetros de ancho y se deben evitar las bañeras debido a la dificultad de entrada y salida. Es recomendable proporcionar espacio para una segunda persona, un cuidador, para ayudar en la higiene de los ancianos cuando sea necesario. Además de la ducha principal, también es bueno proporcionar una ducha con manguera flexible para facilitar el proceso. Otro elemento importante es el asiento plegable, que debe ubicarse a unos 46 cm del suelo.

Muro de carga

En Canarias se hicieron muchas edificaciones cuya base principal no era la Estructura de Hormigón Armado sino que se hicieron con Muros de Carga y Forjados de Vigueta y Bovedillas. Muchos de estos Inmuebles,  fueron hechos sin la debida y oportuna supervisión de un técnico competente debido a la inexistencia de estos, a la facilidad de anonimato o a cualquiera otra razón que no incumbe ni interesa. El hecho principal es que estas edificaciones pasaron con el tiempo a formar parte del paisaje y de la singularidad del entorno Urbanístico de las Islas.

A la hora de acometer la ampliación de dicha edificación, que podrá estar destinada a uso residencial (la mayoría) o a uso comercial (dependiendo de la normativa vigente en el ayuntamiento y de los planes de ordenación del territorio de la zona) debemos tener muy presente la estructura existente y si podemos o no apoyarnos en ella. Como se entenderá hay múltiples variables de actuación pero para acotar de alguna forma plantearé la hipótesis siguiente: se creará una estructura basada en Muros de Carga realizados con bloques de hormigón vibrado de 20 cms de grosor con una terminación al interior en pladur y capa intermedia de lana de roca como aislante y al exterior lo que más le guste al cliente, enfoscado de mortero de cemento y arena con pintura para exteriores o mortero monocapa dado en dos capas (por supuesto) con una malla de refuerzo entre ambas.
Planning de actuación:

1.- Eliminación de los elementos existentes que perturben la ubicación de la nueva estructura: pretiles (aún cuando estos estuvieran formados por bloques del mismo tipo a utilizar en la ampliación), instalaciones (antenas, cableado etc), pavimentos … En fin, todo elemento que estorbe para la ejecución o cualquiera otro que nos impida llevar a cabo con comodidad, y, sobretodo, con seguridad nuestra obra.

2.- Replanteo de las paredes, especial importancia que coincidan a eje con los muros de carga inferiores para que la transmisión de esfuerzos no cree tensiones de pandeo o posibles deformaciones estructurales. A mencionar también que si apoya en el muro de carga algún tabique interior es conveniente replantearlo también para crear una mayor trabazón entre ellos, que dos trabajen juntos es bueno, que lo hagan tres, es mejor.

3.- En los puntos donde el Proyectista haya ubicado los pilaretes necesarios en Muros de Carga se anclarán en el antiguo forjado cuatro varillas de hierro del mismo grosor introduciéndose al menos 15 cms mediante taladro y fijándolas con resina epoxi o de dos componentes. Alguna vez será interesante poner una viga riostra inferior uniendo por parte baja  los pilaretes para garantizar el reparto de los esfuerzos al forjado inferior, si este fuera en caso será bueno colocar anclajes no sólo en los pilaretes sino también parejas de ellos a lo largo de dicha viga.

4.- Colocación de los bloques por hiladas siempre a junta “matada” con buena carga de mortero de unión, utilizando miras, hilo y plomo para nivelarlos perfectamente. Hay que colocar dos varillas corrugadas de seis milímetros de diámetro cada dos hiladas unidas a los pilaretes, ideal que pasen de un lado a otro para crear cuerpos insoldables. Estos hierros ayudarán a la no aparición de fisuras por retracciones del material o por ligeros movimientos de la estructura. Los pilaretes se irán llenando con hormigón según se vaya subiendo la pared y, como máximo, cada metro (cuatro bloques y relleno).

5.- En los huecos practicados al exterior, véase ventanas y puertas, se pondrá un dintel conformado por cuatro varillas de hierro de ocho milímetros con estribos de seis cada quince, se macizan los laterales del hueco hasta su base y, en el caso de ventanas, se pondrá un dintel inferior. Démonos cuenta que en este tipo de estructura la carga se transmite a través de la pared, así que los huecos practicados deben estorbar lo menos posible esta transmisión. Si los huecos fueran mayores a dos metros cuadrados se ubicará pilaretes a ambos lados, lo cuales amarran también con el dintel o dinteles del hueco.

6.- Los pilaretes no tienen la función de los pilares de transmisión de cargas pero como ellos deberemos dejar esperas para “amarrarlos” al futuro forjado.

7.- Una vez realizado el muro de carga procederemos a construir el forjado, pretiles si los tuviera e, importante, impermeabilización de la cubierta para que podamos trabajar sin sobresaltos debido a posibles lluvias.

8.- Replanteo de las instalaciones (fontanería, electricidad, telecomunicaciones…) para la ubicación de tubos y conexiones antes de proceder a la realización del atezado.

9.- El atezado, cuanto menos pesado mejor para la estructura, a ese respecto si realizamos un pavimento flotante de garantías sería incluso mejor (una cámara de aire siempre ayuda como barrera de transmisión de ruidos). Si lo hacemos con mortero, no debemos llevarlo al tabique, para ello colocaremos una tira de porexpan de tres o cuatro centímetros y por encima de la finalización del atezado hasta alcanzar, al menos, el nivel de piso terminado.

10.- Colocaremos luego la estructura de pladur con su lana mineral para la protección acústica, el propio pladur sellando las juntas y procediendo luego al pintado de la pared y colocación de los rodapiés.

Un punto singular que nos va a generar posibles  peligros de humedad o fisuración será el formado en la base del muro en unión con el forjado antiguo. Procurar limpiar bien la zona y poner una lámina impermeabilizante antes de la colocación de los bloques y que se introduzca en estos unos cinco centímetros más o menos, esto hará que no interrumpa la transmisión de cargas pero ayudará a que el agua no se aposente en ese punto crítico.

Viga de cimentación

La viga de amarre para cimentación de una casa de un piso, debe tener una sección mínima de 25 x 25 centímetros asentada sobre 5 cms de material seleccionado, colocado encima suelo natural con 4 varillas lisas de diámetro de 3/8″ o 10 mm de 240 Mpa (2400 kg/cm2) de resistencia.

Esquina de cimentación 1.jpg

 

Cimentación 2.jpg

Detalle-vigas-de-cimentacion_2.jpg