Viguetas y Bovedillas

La combinación viguetas y bovedillas nos facilita un sistema constructivo de rápida terminación, en este post les comentaré las características y componentes de estos materiales.

La fabricación de las viguetas se lleva a cabo por procesos de moldeado en moldes de metal para darle un acabado liso y van reforzadas con varas de hierro de construcción de por lo general 5, 6 o 7 mm dependiendo de las cargas que vayan a soportar. Se construyen en presentaciones simple y antisísmica, estas tienen en su forma un relieve en la parte superior de setas o cortes formando una llave mecánica que permite un mejor trabajo junto con la losa (capa) de compresión. Para fabricarlas se emplean máquinas vibrocompresoras que tiene la particularidad de quitar el aire al cemento y con ello obtener una vigueta más resistente y compacta.

Por otro lado, las bovedillas son componentes de arcilla o concreto ligero vibrocomprimido para ser colocadas entre las viguetas a manera de cimbray que forman parte integral de la losa, para su fabricación se emplean máquinas vibrocompresoras para quitar el aire y sistema de hidrofugado, se producen en España en medidas de 12 x 25 x 70, 15 x 25 x 70, 17 x 25 x 70, 20 x 25 x 70, 22 x 25 x 70, 25 x 25 x 70 y 27 x 25 x 70, 13 x 20 x 63, 17 x 20 x 63, 17 x 25 x 63, 20 x 20 x 63, 30 x 20 x 63 y otras.

Este sistema esta perfectamente orientado a la construcción de viviendas, remodelaciones o ampliaciones pero también puede ser empleado en cualquier tipo de losas y entrepisos inclusive con carácter industrial (cielos rasos de fábricas por ejemplo); debido a su bajo peso, estos elementos permiten que se efectúe su montaje manualmente, eliminando costos de maquinaria y mano de obra especializada.

Con el empleo de este sistema, se logra una gran economía, rapidez de colocación, reducción de tiempo ocioso, disminución de costos financieros y gastos de supervisión. Es un sistema versátil, aislante térmico y acústico; asimismo la forma tipo “T” o doble “T” permite la entrada de la bovedilla en un encaje casi perfecto y la penetración del concreto en la capa de compresión de hasta 3 cm., espesor que otorga suficiente rigidez al sistema en su conjunto.

Con la aplicación del sistema de vigueta y bovedilla, se pueden cubrir espacios largos de hasta de 6.3 mts.; con una separación entre viguetas de hasta 75 cms. de centro a centro de vigueta. El refuerzo componente de la vigueta esta compuesto de alambre o fierro de construcción dentado de 5, 6 y 7 mm. de diámetro de acuerdo con norma ASTM-A421 y NMX-B-293, ello nos proporciona los siguientes datos de resistencia a la tensión: para alambre de 5 mm. de diámetro fpu = 17,500 Kg/cm², para alambre de 6 mm. de diámetro fpu = 17,000 Kg/cm². Se emplea concreto de alta resistencia f’c = 350 Kg/cm² (significa que resiste 350 kgs por cada centímetro cuadrado) a la edad de 28 días, pero para la etapa de transferencia del pre esfuerzo se deberá tener como mínimo de resistencia en el concreto de f’ci = 280 Kg/cm². Con el fin de complementar el sistema y amalgamar las piezas se emplea una mezcla o colado de concreto (hormigón) sobre la superficie de la vigueta y bovedilla de hasta 5 cms. de espesor que hará trabajar la losa como sección compuesta reduciendo vibraciones y deformaciones.

Las cargas del sistema que se deberán considerar para el diseño de la estructura son las siguientes: peso propio de vigueta 30 Kg/m, peso de la bovedilla 20 Kg/pza., peso del concreto (firme) 130 Kg/m².

Este sistema también se emplea con viguetas vigueta7.JPGplanas con estructura de acero, las cuales se colocan de la misma manera que las viguetas convencionales la diferencia esta en que una vez instaladas las bovedillas, en la parte superior del conjunto va colocada una malla electrosoldada de alambrón de 6 mm, para capas de 3 a 4 cm se recomienda malla electro-soldada de 66 x 10 x 10 y para capas de 5 cm malla electro soldada de 66 x 8 x 8; complementando la estructura con una capa de concreto de 3 a 5 cms. (ver figura inferior). Mientras se colocan las viguetas, bovedillas y hasta que el concreto u hormigón alcanza la resistencia suficiente como para desencofrar se recomienda mantener el apuntalamiento por un mínimo de siete días después del vaciado. En la página del Grupo Constructivo Joben encontrarán una interesante calculadora de materiales, con solo ingresar el tipo de bovedilla, vigueta y dimensiones del area cubrir podrán saber cuanto material deberán emplear, para acceder a esta función dar clic aquí.

viguetas6.JPG

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s